Frutales a la carta

Viveros Hernandorena es una empresa en pleno proceso de expansión dedicada a la producción de plantas frutales en maceta y a raíz desnuda, que cuenta ya con presencia en diferentes países y con experiencia de tres generaciones en el sector viverístico. Está especializada en la venta de frutales en maceta , lo que ofrece la posibilidad de realizar plantaciones durante todo el año.

Ubicada en la localidad valenciana de Carlet, cuenta con tres centros de producción, donde se lleva a cabo la producción de plantas de varias especies frutales principalmente dedicadas al productor profesional, entre las cuales se encuentran, por orden de importancia, melocotón, nectarina, almendro, ciruelo, caqui, albaricoque, olivo y membrillo. Además, cuentan con una estrecha relación con los principales hibridadores y centros de investigación públicos y privados, lo que les permite poder ofrecer a sus clientes las más recientes obtenciones de variedades y técnicas de producción.

Principalmente la empresa basa su sistema de producción en el micro-injerto, que luego pasa a los diferentes formatos de cultivo que emplean: contenedor, cultivo hidropónico y campo. “Con la técnica del micro-injerto aseguramos en un tiempo relativamente corto la producción de la planta combinando la variedad, el patrón y el formato elegido por nuestros clientes”, nos explica Rosa Hernandorena, responsable comercial de la empresa.

La maceta como formato de venta, ofrecen la posibilidad de realizar plantaciones durante todo el año, mejorando así el servicio, que se completa con un seguimiento del trasporte y envío directo al cliente y siempre con un modo de embalaje cómodo y rápido.

En cuanto a sanidad y seguridad, Viveros Hernandorena dispone de dos técnicos agrícolas en plantilla  que aseguran una máxima calidad y control fitosanitario de toda la producción, además de los controles y análisis que realiza el Servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria de Agricultura de la Comunidad Valenciana. “Recientemente hemos implantado un sistema informático por el cual se puede obtener la trazabilidad de cualquier partida desde la fecha de pedido hasta la fecha de entrega, y además todas las plantas van etiquetadas unitariamente para evitar cualquier error varietal”, nos explican.

Como objetivos a corto plazo, se plantean ampliar la producción de planta en maceta ya que la demanda aumenta considerablemente año tras año, y abrir nuevas líneas de I+D a diferentes especies y formatos de venta.

Menú