Recomendaciones para el cultivo del kaki con patrón virginiana en finca agrícola

Ventajas

  • 100% compatible con variedades astringentes.
  • Compatible con variedades no astringentes como Jiro, Fuyu y Hana Fuyu.
  • Raíz pivotante fuerte y profunda que le confiere una elevada resistencia a la sequía, sus necesidades de riego y nutrición respecto al patrón lotus son inferiores, sobre todo en momentos de floración y cuaje de la fruta. Una vez han cuajado los frutos, es más exigente que el patrón D. lotus para conseguir mayores producciones.
  • Tiene un retraso en brotación de unos 10 días respecto al patrón lotus, característica que le da un menor riesgo de sufrir heladas primaverales.
  • Confiere un retraso en la maduración frente al lotus aproximadamente de unos 10/15 días.
  • Tolerante a Agrobacterium y caliza.
  • Mayor resistencia a la salinidad respecto el lotus.

Inconvenientes

  • Patrón muy vigoroso. Necesidad de controlar el vigor por medio del riego, nutrición o mediante reguladores de crecimiento.
  • Aparición de rebrotes del patrón en las raíces y la base del tronco.

MANEJO DEL CULTIVO

Durante el primer y segundo verde, el árbol tiene altas exigencias de agua y fertilizante ya que está en su fase de crecimiento e interesa conseguir un árbol preparado para una buena producción.

A partir del tercer verde, cuando ya queremos obtener fruta, debemos controlar el aporte de riego y fertilizante.

En la época de primavera-verano, desde abril hasta mitad de julio, no tenemos que  excedernos en el riego y debemos tener en cuenta siempre las necesidades del cultivo, la climatología y las características del terreno.

Durante esta época empieza la floración y el cuajado de los frutos, y un exceso de riego, humedad o pluviometría puede inducir la caída fisiológica de las flores y los frutos reduciendo notablemente la producción. Este aspecto es muy importante, ya que, debido al vigor característico del patrón D. virginiana, los arboles empiezan a desarrollar madera y los frutos se desprenden del árbol. Respecto a la poda, debemos remitirnos a técnicos especializados del IVIA que realizan cursos de poda, tanto de invierno como de verano: www.ivia.gva.es/oficina-de-atencion-al-agricultor.

Dado que el patrón D. virginiana suele emitir rebrotes debe emplearse preferentemente el sistema de cultivo de no laboreo. Para un mayor control pueden aplicarse herbicidas autorizados. Durante los tres primeros verdes de cultivo pueden utilizarse herbicidas de contacto (glufosinato amónico). A partir del cuarto verde podemos utilizar herbicidas sistémicos como glifosato.

planta de kaki en maceta

Menú